martes, diciembre 23, 2008

Requiem por un sueño


Al final pasó lo que hace tiempo que veníamos pensando y no 1 mes ni 2 ni 3 ni 4… sino muchos más. Cerramos una puerta y pronto esperamos abrir una nueva con más suerte. Yo elijo la número 5.

3 comentarios:

Isi dijo...

se acabó... por fin.

A Schwartz dijo...

Y yo estoy seguro que esa puerta que se abre dejará que entren kilómetros de luz. La vida no deja de ser un conjunto de pequeñas puertas que se cierran y pequeñas puertas que se abren.
Un abrazo.

AnnieChristian dijo...

Vaya. Seguro que la puerta número cinco será algo genial.