miércoles, agosto 19, 2009

Knorr



Se terminó la sal o ya no te queremos para nada, increíble lo tierno que les ha salido este anuncio a los canadienses de Sons and Daughters.

3 comentarios:

pilar mandl dijo...

¡Qué bonito! ...y la música ...y las lágrimas (para llevártelo a casa uhm!)

Muchas gracias por compartirlo.

Isi dijo...

Pobrecín, cómo llora.

Mork dijo...

Una auténtica cocadina. Saludos