martes, septiembre 17, 2019

El visitante | Stephen King



Era un coche sin distintivos, un sedán estadounidense cualquiera con unos cuantos años encima, pero los neumáticos totalmente negros y los tres hombres que iban dentro no dejaban lugar a dudas. Los dos de los asientos delanteros vestían uniforme azul. El de atrás, grande como una casa, llevaba traje. En la acera, un par de adolescentes negros, uno con un pie en un monopatín naranja muy gastado, el otro con su tabla de color lima bajo el brazo, observaron el automóvil mientras entraba en el aparcamiento del estadio Estelle Barga y luego cruzaron una mirada.
—La pasma —dijo uno de ellos.
—¿Me lo dices o me lo cuentas? —contestó el otro. Impulsando sus monopatines, se alejaron sin más conversación. Era una regla sencilla: cuando aparece la pasma, es hora de largarse. La vida de los negros es importante, les habían inculcado sus padres, pero para la pasma no siempre. En el campo de béisbol, el público empezó a animar y batir palmas rítmicamente cuando los Golden Dragons de Flint City, con una carrera de desventaja, salieron a batear en la segunda mitad de la novena entrada. Los chicos no se volvieron.


Cuando vi esta portada del libro sentí una fuerza irrefrenable por leerlo, con Stephen King, tengo sentimientos encontrados. O me gusta mucho o no me gusta nada. En esta ocasión el planteamiento y el desarrollo de la trama me ha encantado pero el desenlace de lo sobrenatural como que no me ha convencido mucho, debe de ser porque soy de ciencias y no de letras. Un libro sin complicaciones de puro entretenimiento.

lunes, septiembre 16, 2019

Feminismes! CCCB by Velkro






Comenzamos la semana con un trabajo de otro estudio de diseño catalán, Velkro. Nos ha parecido muy interesante la propuesta de Feminismes! CCCB. Una interesante combinación entre tipografía, imagen y color.


martes, septiembre 10, 2019

Yokai by Forma





Nos encanta este trabajo de ilustración, de labeling, de packaging… de el estudio barcelonés Forma. Desde nuestro punto de vista más apropiado para el sake que para el vermut, pero sus razones tendrán en haber orientalizado esta bebida.

martes, septiembre 03, 2019

Grzegorz Domaradzki





Si ayer os decíamos que nos encantaba el - es + hoy os decimos todo lo contrario. Enamorados del + es +. Grzegorz Domaradzki es una bestia dibujando y colororeando. Nos perdemos encantados entre tantas líneas…

lunes, septiembre 02, 2019

Matt Blease ni una línea de más…





Nos encanta el - es +. En esta ocasión os mostramos el trabajo del ilustrador Matt Blease. Como podéis observar en estas imágenes ni una línea de más, no le hace falta.

martes, agosto 27, 2019

Mortal media por Matt Stevens





Comenzamos la semana con una interesantísimo trabajo de indentidad, Mortal Media. Nos ha encantado esa conjugación de estilos entre el misterioso, retro, vintage… Os dejamos el enlace a su web porque tiene trabajos muy buenos. Matt Stevens.

miércoles, agosto 21, 2019

Zapatos italianos | Henning Mankell



 Siempre me siento más solo cuando hace frío.
El frío del exterior me hace pensar en el de mi propio cuerpo. Me veo atacado desde dos frentes. Pero yo no dejo de oponer resistencia contra el frío y contra la soledad. De ahí que, cada mañana, salga a cavar un agujero en el hielo. Si alguien me observase desde la helada bahía con unos prismáticos, creería que estoy loco y que lo que hago es preparar mi propia muerte. ¿Un hombre desnudo en el gélido frío invernal, con un hacha en la mano cavando un agujero en el hielo?
En realidad, tal vez sea lo que espero, que un día haya alguien ahí fuera, una negra sombra que se recorte contra la inmensa blancura que me rodea, que me mire y se pregunte si llegará a tiempo de intervenir antes de que sea demasiado tarde. Pero no necesito que nadie me salve, puesto que no tengo intención de suicidarme.
Hace años, cuando la gran catástrofe, la desesperación y la ira se apoderaban de mí con tal violencia que, en alguna ocasión, sopesé la posibilidad de acabar con mi vida. Pero jamás lo intenté. La cobardía ha sido siempre para mí una fiel compañera. Entonces, como ahora, pensaba que la vida consiste en no cejar. La vida es una frágil rama que se mece sobre el abismo. Y seguiré colgado de ella tanto tiempo como yo mismo resista. Después me precipitaré al fondo, como todos, y no sé qué me espera. ¿Habrá algo sobre lo que caer o no existirá nada más que una oscuridad fría y dura precipitándose hacia mí?


Alucinado con esta gran historia que en ningún momento pensé que saliese de la cabeza de Henning Mankell, no porque dudase de su capacidad, sino porque pensé que solo escribía novela negra. El autor crea una historia donde aborda temas como la soledad, la enfermedad, el dolor, reencuentros, segundas oportunidades, el perdón… Un libro superrecomendable que todos los amentes de la lectura deberíamos de leer por lo menos una vez en la vida.