martes, noviembre 25, 2014

El oscuro mundo de Salar Kheradpejouh





Y para despedirnos hoy lo vamos a hacer con el brutal trabajo fotográfico de Salar Kheradpejouh. Nos encantan este tipo de fotógrafos, que ponen toda la carne en el asador.

Who The Fuck is El Solitario


¡Qué vivan las motos! y más si son de este tipo. Larga vida al El Solitario

lunes, noviembre 24, 2014

Street Art in London by Conor Harrington


Menos mal que nosotros por la calle no nos encontramos estas obras; porque nos encadenaríamos y no nos moverían de alli. La ilustración es brutal by  Conor Harrington.

CoffeeCompany in Oosterdok





Estos espacios es casi mejor que ni existan, porque es entrar y no volver a salir nunca. CoffeeCompany in Oosterdok.

sábado, noviembre 22, 2014

De risas…



De risas con Worthy y Pepito, comentando lo dura que tengo la cabeza y hablando de biomecánicos, potencias, manillares, pretemporada, km y libros de ciclismo.

jueves, noviembre 20, 2014

Thunderstruck by Steve 'N' Seagulls


No somos muy dados a AC/DC pero hoy no nos podemos resistir a poner esta versión de una de sus canciones por un grupo granjero finlandés. Os recomendamos primeramente ver el original y luego la versión, váis a flipar!!!

Aerogram Studio







Cuando entres en el estudio de  Aerogram , te darás cuenta de que se respira elegancia en cada pixel de su web y trabajos. Un placer poder obsevar sus works.

miércoles, noviembre 19, 2014

Skulls by Jacky Tsai




Lo reconocemos; tenemos un problema con la calaveras, aunque a mucha gente le parezcan escabrosas, a nosotros nos encantan, por su belleza, su potencia visual, por su morfología, por lo que han contenido… Skulls by Jacky Tsai

lunes, noviembre 17, 2014

Artefacto diábolico


Este diabólico artefacto lo vimos la semana pasada y ¡flipamos! Un poco caro, pero una auténtica gozada para apuntar millones de cosas y soltar la mano haciendo algún dibujito. Studio Roller.

El ilustrador de las sombras… Mike Lee





¿Pero cómo se puede dibujar tan dulce? Es alucinante como con tan poco se puede comunicar tanto. El culpable de estas bellas ilustraciones es el ilustrador californiano Mike Lee.

domingo, noviembre 16, 2014

Nos vemos allá arriba | Pierre Lemaitre


Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra. Así que, en octubre, Albert recibió con bastante escepticismo los rumores sobre un armisticio. Les dio tanto crédito como a la pro- paganda del principio, que aseguraba, por ejemplo, que las balas de los boches eran tan blandas que se estrellaban contra los uniformes igual que peras pasadas, y provocaban las carcajadas de los regi- mientos franceses. En cuatro años, Albert había visto la tira de tipos muertos de risa por el impacto de una bala alemana.
Era consciente de que su negativa a creer en la inminencia de un armisticio tenía algo de superstición: cuanto más se espera la paz, menos crédito se da a las noticias que la anuncian, es un modo de ahuyentar la mala suerte. Sólo que esas noticias llegaban día tras día en secuencias cada vez más seguidas y en todas partes se repetía que la guerra estaba realmente a punto de terminar. Por increíble que pudiera parecer, incluso se pronunciaron discursos sobre la necesidad de desmovilizar a los veteranos, que llevaban años en el frente. Cuando el armisticio se convirtió al fin en una perspectiva razonable, hasta los más pesimistas empezaron a aca- riciar la esperanza de salir con vida de la contienda. En conse- cuencia, nadie siguió mostrando el mismo ardor en las cuestiones ofensivas. Se decía que la 163.a División de Infantería intentaría cruzar el Meuse por la fuerza. Aún había quien hablaba de liarse a guantazos con el enemigo, pero, en términos generales, entre los de abajo, entre Albert y sus camaradas, después de la victoria de los aliados en Flandes, la liberación de Lille, la derrota austríaca y la capitulación de los turcos, había mucho menos entusiasmo que entre los oficiales.


Una preciosa novela sobre la amistad de dos soldados en el que la guerra les ha destrozado la vida. Nunca había leído nada de Pierre Lemaitre, pero en este libro ha creado una historia redonda con unos personajes magistralmente trazados. Si tienes ganas de leer un libro diferente, que te atrape y te emocione, esta es una óptima opción.


Eugenio Recuenco


 Cómo disfrutamos con el impecable, elegante y bello trabajo del fotógrafo Eugenio Recuenco.Entrad en su web porque no os va a decepcionar.